Familiares de los presos políticos denuncian en Westminster su situación

La Assemblea Nacional Catalana de Inglaterra coordinó ayer en Westminster, en la Portcullis House, un encuentro entre familiares de los presos políticos y miembros del APPG sobre Cataluña, un grupo de parlamentarios británicos que, constituidos en una comisión de trabajo y estudio, pretenden profundizar vínculos entre ambos territorios para seguir de cerca el conflicto catalán y mantenerse informados de la situación en Cataluña. Objetivo: denunciar la situación de los presos y sus familiares y la vulneración constante de derechos que sufren.

Txell Bonet, pareja de Jordi Cuixart, y Anna Forn, hija de Joaquim Forn, fueron las voces encargadas de transmitir esas denuncias. Forn buscó la complicidad de los diputados recordándoles que el Reino Unido fue capaz de “hacer un referéndum pactado sin problema ni violencia”, motivo por el cual “debe entender las reivindicaciones legítimas”. Forn constató  que hacer un referéndum “nunca puede ser un crimen”, y auguró que llevarán su voz allá donde puedan, porque los presos políticos “no han cometido ningún delito”.

A su vez, Bonet explicó la prisión preventiva “injustificada” que mantiene Jordi Cuixart i los demás compañeros encarcelados, que ha derivado en un “estado de excepción en Cataluña”, y también denunció la “connivencia” de la prensa española en todo el proceso. Bonet también expuso que, en las 39 semanas que Cuixart ha estado encarcelado en Madrid, ella ha tenido que hacer más de 50.000 kilómetros para verle unos minutos.

Ambas aprovecharon la ocasión para desmontar muchas de las acusaciones que se atribuyen a los presos políticos, citando desde Diego López Garrido, encargado, en su momento, de redactar el delito de rebelión, pasando incluso por uno de los abogados, que confesó a Anna Forn que todo ese proceso “no tiene nada que ver con la ley”.

El presidente del grupo impulsor del encuentro, Hywel Williams, diputado del Partido de Gales, Plaid Cymru, se mostró sorprendido por la “falta de división de poderes” en el Estado español y de “cuán politizado está el sistema judicial español”.

Carles Suàrez, coordinador de l’ANC England, destacó el acto, uno más para “dar a conocer la situación y la realidad catalanas al Parlamento británico” y para “aumentar sus apoyos” allí.