La Asamblea organiza una conferencia en Bolonia sobre el conflicto político catalán

Después de la visita de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, al Parlamento francés elmartes pasado, la ANC continúa con la tarea de internacionalizar el proceso de independencia de Cataluña.

El miércoles pasado, 4 de julio,la ANC exterior de Italia organizó un debate sobre la implicación de Europa en el proceso catalán y la importancia de encontrar una salida democrática al conflicto. Bajo el título ‘Cataluña: Una cuestión europea y una oportunidad para la democracia’, la conferencia se dio en el marco de la reseña “Dall’Euroall’Europafederale”, en colaboración con los ‘Amigos de Cataluña Italia’ y los ‘Foreign Friends of Catalonia’.

El encuentro, en la ciudad universitaria, se abrió con una presentación sobre la política y la actualidad catalana, a cargo del coordinador de la Comisión de Incidencia Internacional de la ANC, Jaume Bardolet; posteriormente, se emitió un vídeodel presidente legítimo de la República catalana, Carles Puigdemont. Acto seguido, se emitió un documental, subtitulado al italiano, sobre el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre.

La proyección del vídeo abrió un debate con expertos, académicos y escritores sobre el referéndum y la represión derivada, y también sobre la historia y el futuro del conflicto catalán que, según la ANC Italia, se quiere analizar no como un problema, sino como una oportunidad para la democracia y el futuro de Europa.

Participaron en el debate Elena Marisol Brandolini, corresponsal en Barcelona de ‘IlFattoQuotidiano’, quien<A[quien|quién]>aprovechó para presentar el libro ‘Piolín imbavagliato. Cronacadell’autunnocatalano’ (Piolín amordazado. Crónica del otoño catalán); Bobo Craxi, exsecretario de Asuntos Exteriores y escritor de ‘Lettere da Barcellona’; Francesco Olivo, periodista de ‘La Stampa’; yPatrizioRigobon, profesor de lengua y literatura catalanas en la Universidad CàFoscari. El debate fue moderado por Lluís Cabases, periodista.

Condena absoluta de la violencia

PatrizioRigobonresaltó el carácter pacífico y cívico del movimiento independentista catalán. “Las naciones se construyen sobre la sangre, sobre las luchas, dicen todos.”Rigobon dijo haber visto un pueblo “educado en la noviolencia, en el civismo, para resistir a esta tradición de nacionalismo violento”, afirmó.

Todos los intervinientes coincidieron en condenar la violencia ejercida por el Estado español el 1 de octubre. También hubo unanimidad en mostrar indignación ante la incapacidad del Gobierno del Estado española resolver políticamente un problema político.

La comunidad catalana también rindióhomenaje a las víctimas del atentado terrorista que tuvo lugar en Bolonia el 2 de agosto de 1980, e hicieron una defensa de la cultura de la paz.