Elisenda Paluzie: «Queremos que el Gobierno y el Parlamento pasen de las palabras a los hechos»

Toque de atención de la Assemblea Nacional Catalana al Gobierno de la Generalitat y a la mayoría independentista del Parlamento. En una rueda de prensa realizada esta mañana, y acompañada de la mayoría de miembros del Comité Permanente de la entidad, la presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, ha querido enviar un mensaje claro al Gobierno y a la mayoría independentista del Parlamento.

«Queremos que el Gobierno y el Parlamento pasen de la retórica a los hechos», y ha emplazado estos actores políticos a que mañana, durante la votación del Pleno, no se acate la suspensión temporal de los diputados que están en la cárcel y en el exilio . «Nos gustaría ver que el Parlamento vuelve a pagar el sueldo de estos diputados», ha añadido, ya que la situación actual es una «anomalía jurídica» y que denunciarán próximamente.

«Hace un año celebramos un referéndum de autodeterminación vinculante», ha afianzado, y a pesar de la violencia y los obstáculos interpuestos por el Estado español, un gobierno «decidido» y un pueblo «autoorganizado» llevó a cabo el referéndum y lo ganó, «con un mandato totalmente vinculante» que aún no se ha hecho efectivo, pero que es tan vigente hoy como el primero de octubre. Ha dicho que el 1-O no es una «batalla perdida», sino ganada y de la que emana «un mandato muy claro».

También ha hecho una petición al Gobierno: que no espere las sentencias de los juicios de otoño, sino que empiece a «definir estrategias y acciones concretas» desde ya para hacer efectiva la República catalana.

Por todo ello, ha hecho un llamamiento a llenar esta tarde, a las 18.30 h, las calles de Barcelona en la manifestación que irá desde plaza de Cataluña hasta el Parlamento.

Hay que depurar responsabilidades
Paluzie también se ha referido a la manifestación que tuvo lugar este pasado sábado en Barcelona, ​​y ha lamentado que la manifestación del sindicato Jusapol no se hubiera prohibido, ya que la convocatoria era de «dudosa legalidad», dado que la policía no se puede manifestar por motivos políticos y con voluntad «provocadora» y «de humillación».

En este sentido, el vicepresidente de la entidad, Pep Cruanyes, ha recordado que el Gobierno tiene que hacer cumplir la legalidad, y que, por tanto, se debe tener claro que los sindicatos policiales tienen «limitación» en cuanto a manifestarse por motivos políticos. En este sentido, Cruanyes también ha emplazado al Gobierno a garantizar el derecho de manifestación «sin ser agredido de manera desproporcionada».

Paluzie ha pedido al Gobierno que no deje a la calle sola en la defensa de la «dignidad» del primero de octubre y que cuando, además, ésta tome la iniciativa «no envíe los mossos» a hacer actuaciones que ha considerado «desproporcionadas «. Por este motivo, ha pedido que se «depuren» las responsabilidades necesarias.