Consumo estratégico: la propuesta de la Assemblea para promover alternativas de consumo responsables con la República catalana

Dar efectividad real a la proclamación de la República catalana, en este caso en el ámbito económico, mediante el empoderamiento de la gente en la toma de decisiones de consumo cotidiano. Este es el objetivo principal de «Consumo estratégico», la nueva campaña que la Assemblea ha puesto en marcha y presentado hoy en rueda de prensa, coordinada por la Comisión de Fem República.

David Fernàndez, coordinador de la Comisión, y Elisenda Paluzie, presidenta de la Assemblea, han trazado las líneas generales de esta iniciativa. En una primera fase se pedirá a las empresas que quieran ser proveedoras de productos o servicios que se inscriban en el registro de Proveedores estratégicos. Posteriormente, se pedirá, tanto a personas como a empresas dispuestas a cambiar la empresa proveedora de servicios, que apunten a un registro de Consumidores estratégicos. La Assemblea los pondrá en contacto con las empresas proveedoras de servicios. «Las mismas empresas elegirán, nosotros no haremos listas de empresas buenas y malas», ha explicado Fernàndez.

En una segunda fase, el directorio de empresas se abrirá a aquellas que reúnan los requisitos para ofrecer sus productos y servicios, de modo que los consumidores estratégicos puedan contactar directamente. La voluntad es «cambiar los hábitos de consumo, en todos los sentidos», ha agregado Fernàndez.

Las empresas y los consumidores ya se pueden inscribir en la web consumestrategic.cat, que se ha hecho público hoy, y que irá creciendo a medida que empresas y consumidores se vayan apuntando.

La política del miedo
La presidenta de la Assemblea ha criticado la campaña catastrofista que el Estado llevó a cabo el pasado otoño, que al emitir decretos para que las empresas pudieran cambiar de sede sin necesidad de que la decisión pasara por la junta de accionistas creó un escenario de inseguridad jurídica.

Paluzie ha subrayado que esta campaña, «absolutamente política», no tuvo ningún efecto real: el PIB no bajó el 30%, como decían que pasaría. Al contrario, el tercer trimestre la tasa de crecimiento de Cataluña fue superior a la media europea y española, y el mes de octubre fue récord en exportaciones. Sin embargo, Paluzie ha admitido que posiblemente esta campaña del miedo tuvo un cierto efecto en los resultados electorales del 21 de diciembre.

Por todo ello, Paluzie ha remarcado la importancia de esta estrategia que ha presentado hoy la Assemblea, y ha reafirmado la estrategia de la ANC a la hora de preparar la ciudadanía para la independencia, aprendiendo las lecciones de octubre de 2017, para cuando vuelva a venir otro embate democrático.

Por un lado, debe servir para «fortalecer el tejido empresarial en Cataluña que responda a valores de libre mercado y de no injerencia de los poderes políticos», y, de otra, «dar información y estudios económicos relacionados con la independencia de Cataluña» y también de las empresas.

En definitiva, no se pretenden hacer listas, sino dar información a los consumidores para que «tomen libremente sus decisiones de consumo» con el máximo de información posible, «huyendo» del «nacionalismo económico» y no mirando el origen de las empresas, con la voluntad de conseguir una economía abierta y, de paso, ayudar a la economía catalana.

Ejemplo de éxito
Durante la rueda de prensa ha intervenido Jordi Vilella, representante de la Assemblea Territorial de la ANC de Manresa, que ha compartido la experiencia de la feria republicana que se llevó a cabo en la capital del Bages el pasado mes de octubre. Durante la feria, que Vilella ha considerado como un «éxito», se produjeron alrededor de 600 cambios de compañías de ciudadanos que querían apostar por un consumo estratégico.

Desde entonces, ha explicado, 40 territoriales han pedido información. «Lo que hace falta es dar medios para poder hacer cambios e ir hacia un consumo republicano más sostenible», ha apuntado. Pero el interés es mucho mayor, ya que, desde la declaración de independencia, se han hecho alrededor de 100 actos, uno cada tres días, según ha informado Fernández.