La nueva Caja de Solidaridad: más solidaria y adaptada a los nuevos retos antirepresivos

Esta mañana se ha hecho en el Ateneu Barcelonès la rueda de prensa de presentación de los nuevos criterios de ayuda de la Caja de Solidaridad. A partir de ahora, la Caja hará frente a los gastos jurídicos y/o responsabilidades económicas que pueden tener personas físicas como consecuencia de actuaciones enmarcadas en el proceso hacia la independencia por participar en acciones cívicas, democráticas y no-violentas. Amplía, de este modo, su ámbito de acción, y abarca mucha más gente y afectados, y da apoyo económico a todas las personas represaliadas por el Estado español.

La voluntad principal es ampliar el apoyo económico (asesoramiento jurídico, multas y fianzas) de cualquier persona represaliada, tanto trabajadores públicos, como miembros de CDR, el caso de Adrià Carrasco, exiliados, etc.

Esta nueva Caja ya no será gestionada por la Assemblea Nacional Catalana ni Òmnium Cultural, como hasta ahora. Se considera que, ahora que la Caja ya tiene suficiente fuerza y ​​entidad, las dos organizaciones pueden desvincularse y trabajar en proyectos propios, aunque podrán hacer aportaciones, como cualquier persona o agrupación del país.

Así, en adelante, será la Associació de Foment de la Caixa de Solidaritat quien se encargará de gestionarla, bajo la tutela de los ex presidentes del parlamento Núria de Gispert, que será la presidenta, y Ernest Benach, vicepresidente, conjuntamente con tres vocales más.

Nueva web y nuevo funcionamiento
Todo el que tenga necesidad de la Caja de Solidaridad, deberá dirigirse al nuevo web, caixadesolidaritat.cat, enviar un correo electrónico a info@caixadesolidaritat.cat o llamar al 694 46 52 81 para pedir apoyo y explicar las represalias o amenazas recibidas como consecuencia de acciones enmarcadas en el proceso de independencia. También se aceptará explicar casos de otras personas. En este caso, será la propia entidad quien se pondrá en contacto.

Todo el que quiera hacer aportaciones, será necesario que las haga mediante transferencia bancaria al número de cuenta ES31 3025 0001 1814 3361 5996.

Habrá que ampliar la Caja
Tanto Benach como de Gispert han agradecido a los miles de catalanes que han ido haciendo aportaciones desde mayo de 2017, cuando se creó la Caja de Solidaridad, y han hecho un llamamiento a seguir haciendo aportaciones, porque será necesario.

Ambos presidentes han informado de que en este tiempo se han recogido alrededor de 9,5 millones de euros; se han recuperado 725.000 euros de fianzas. Actualmente, hay alrededor de 4.220.000 euros.

Finalmente, de Gispert y Benach han pedido que, en casos de multas, fianzas o asesoramientos jurídicos de carácter local o comarcal, se intente responder primero a nivel local, ya sea con acciones populares, y en caso de que no sea suficiente, será entonces la Caja de Solidaridad, en última instancia, quien afrontará la diferencia.