La Assemblea se desplaza hasta Madrid para el inicio del juicio al 1-O

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de la entidad, Pep Cruanyes, se han desplazado esta mañana hasta las puertas del Tribunal Supremo para mostrar el apoyo a los presos políticos y para denunciar el inicio de este juicio. Allí se han encontrado con otros representantes de la sociedad civil, como Òmnium Cultural, de familiares de los presos políticos a través de la Asociación catalana para los derechos civiles (ACDC), y también de formaciones políticas como JxCat, ERC, CUP y Catalunya en Comú. También han asistido el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlamento, Roger Torrent.

En declaraciones a los medios justo antes del inicio del juicio, Paluzie ha dicho que los acusados ​​no sólo defenderán sus derechos a partir de hoy, sino que harán una defensa de los derechos de todos y todas, que ha considerado «fundamentales», como el de expresión, manifestación, y de organización de un referéndum de autodeterminación.

Desde la sociedad civil, ha dicho Paluzie, se utilizará este juicio como una «herramienta de denuncia» para reforzar la causa de la independencia y de la autodeterminación. En este sentido, ha dicho que no sólo se harán movilizaciones en Cataluña, sino que también se hacen o harán en 33 países de todo el mundo, organizadas por la Assemblea.

 

La voluntad, pues, es convertir en un «boomerang contra el Estado» este juicio. Un estado «profundamente enfermo», ha dicho Paluzie, «incapaz de resolver los conflictos políticos democráticamente» que demuestra que «no está a la altura de una sociedad madura y democrática del siglo XXI».

La Assemblea ha llamado a movilizarse desde hoy. Primero, en los paros de 10 minutos ante los centros de trabajo a las 12 h; y por la tarde, se han convocado concentraciones en todo el país. En Barcelona, ​​a las 19 h en plaza Catalunya. Y finalmente este próximo sábado en Barcelona y el 16 de marzo en Madrid.