Gran éxito de la huelga general: calles desbordadas a favor de los derechos sociales, civiles y laborales y en contra del inicio del juicio al 1-O

Seguimiento masivo de la huelga general de hoy. Según datos públicos facilitados por la Intersindical-CSC, el sindicato convocante, la de hoy podría ser la segunda huelga más grande de los últimos 15 años después de la del 3 de octubre de 2017. El seguimiento de la huelga ha sido de un 24% en la función pública; un 20% en el Ayuntamiento de Barcelona; un 28% en la enseñanza pública; un 67% en las universidades públicas; un 9’1% en la sanidad pública; y un 30% en el comercio.

De hecho, este gran éxito se ha traducido esta tarde en Barcelona en una inmensa manifestación que ha reunido 200.000 personas que han llenado el paseo de Gracia de arriba abajo, hasta el cruce con Gran Vía.

En declaraciones antes de la marcha, el vicepresidente de la Assemblea, Pep Cruanyes, ha valorado positivamente la jornada de huelga y se ha referido también a los acusados ​​que hoy declaran en el Tribunal Supremo y que una delegación de la Assemblea, encabezada por la presidenta Elisenda Paluzie, y secretarios y ex secretarios de la Assemblea, han querido acompañar. Cruanyes se ha referido sobre todo a Jordi Sànchez, que está imputado «por haber ejercido la dirección de una asociación democrática» y para llevar a cabo «acciones democráticas», como manifestaciones, que entran «dentro de la libertad de expresión».

Por todo ello, Cruanyes ha calificado la situación de «intolerable» en una sociedad democrática. Dicho esto, Cruanyes ha añadido que la Assemblea responderá a esta represión de la única manera posible: seguir actuando políticamente y trabajar por los objetivos de la entidad, que son el derecho a la autodeterminación y la independencia de Cataluña.

Voluntad de criminalizar la autodeterminación
David Fernàndez, Estel Solé, Martí Anglada y Anna Sallés han sido los encargados de leer el manifiesto unitario al final de la manifestación. Se ha afirmado que la causa general abierta en contra el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán persigue el objetivo de castigar de forma ejemplar a los responsables políticos. «Quieren que nunca más nadie ose intentar de nuevo una nueva política que pueda poner en cuestión la unidad territorial del Estado español» para impedir cualquier vía de apoderamiento popular que comporte una amenaza para los poderes fácticos del Estado.

Por todo ello, pues, creen que lo que está en juego en este juicio es el derecho a la autodeterminación, una lucha compartida también por otros pueblos y colectivos del Estado, que mostrarán su apoyo el próximo 16 de marzo en Madrid, conjuntamente con entidades catalanas. Asimismo, reafirman la huelga general como un instrumento para hacer oír la voz de los trabajadores para decir basta a las constantes agresiones y vulneraciones de derechos. Finalmente, se ha hecho una petición por la libertad de los presos políticos, el regreso de los exiliados, y en favor de los derechos civiles, políticos, sociales, laborales y la autodeterminación

La resignación ya se ha acabado
Àngels Massip, miembro de la Intersindical-CSC, ha constatado que sólo la lucha de clases popular permite conquistar nuevos derechos, y ha hecho una advertencia: «estamos preparados para movilizarnos las veces que sea necesario. La etapa de la resignación ha quedado atrás». «Quieren que sigamos arrodillados», ha dicho, pero ha sido contundente: «nos mantendremos tozudamente alzados para construir nuestro futuro como clase trabajadora» en una Cataluña en la que se asuma que sin derechos no hay libertad.

A su vez, Ramon Font, portavoz de la USTEC, sindicato mayoritario de la enseñanza y que ha secundado la huelga, ha enviado un agradecimiento a los 32.400 docentes que hoy han hecho huelga, y ha trasladado un mensaje al Estado que los acusa de adoctrinamiento: «seguiremos hablando de política en el aula», y seguirán defendiendo los derechos siempre que sea necesario, también haciendo huelgas. «Haremos todas las huelgas que sea necesario», ha concluido.