Unilateralidad, unidad estratégica y lucha noviolenta: la Assemblea marca el rumbo hacia la independencia en la séptima Asamblea General celebrada hoy en Tarragona

La Assemblea ha decidido hoy en la séptima Asamblea General de la entidad, celebrada en el Tarraco Arena Plaza de Tarragona, qué rumbo debe emprender. En medio de un ambiente festivo y reivindicativo, presentado por los actores Sergi Mateu y Clara del Ruste, la entidad ha aprobado la hoja de ruta, que se reafirma en la vía unilateral, la unidad estratégica entre Gobierno, Parlamento y ciudadanía movilizada y la lucha noviolenta.

La nueva hoja de ruta, aprobada ampliamente, contempla tres escenarios, los dos primeros, un referéndum pactado con el Estado o un referéndum forzado, son considerados como poco probables, y se afianza en el tercero, que implica la vía unilateral. Asimismo, se destaca que, si después de la sentencia del juicio al 1-O se convocaran elecciones, y las formaciones independentistas alcanzaran el 50% más un voto, entonces se debería culminar el proceso independentista de manera unilateral, y habría que poner en marcha las leyes de transitoriedad, liberar a los presos, preparar el regreso de los exiliados y pedir el reconocimiento de la nueva República catalana en el mundo.

Además de la Hoja de Ruta, hoy también se votaban el informe y balance económico del ejercicio actual, el del 2019-2020 y el informe de gestión del Secretariado, todos aprobados ampliamente. Los Estatutos y el Reglamento de Régimen Interno también han sido ampliamente aprobados por la Asamblea General, después de que se hayan rechazado las 35 enmiendas presentadas, al no haber superado el 40% de los votos favorables necesarios para aprobarse.

Basta de excusas: independencia
En su discurso, la presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, se ha mostrado satisfecha de haber aprobado esta nueva hoja de ruta, que reafirma la entidad en la vía unilateral. Y ha hecho una advertencia a los partidos políticos: en caso de próximas elecciones, si se supera el 50% de votos independentistas, ya no habrá «excusas», habrá que proclamar la independencia.

Paluzie ha pedido dejar atrás el duelo de octubre de 2017, y ha dicho que los llantos «no sirven de nada», por lo que ha pedido seguir de pie y no retroceder, porque es arrodillado cuando se reciben los golpes, y no de pie, que es como se detienen.

La presidenta de la Assemblea ha admitido que siempre será mejor un referéndum acordado, pero también ha evidenciado que se ha estado pidiendo desde 2012, y que no depende únicamente de los catalanes llevarlo a cabo, y ha vaticinado más frustración si no se puede acordar. Por ello se ha afianzado en la vía unilateral, y ha añadido que la independencia no sólo no es imposible, sino que es más necesaria que nunca.

Paluzie se ha referido a la gran fortaleza que supone que el 80% de la población catalana esté a favor de un referéndum, pero sin embargo, ha subrayado que esta mayoría se convierte en «estéril» si no se convierte en un apoyo claro y explícito a favor de la independencia. Así, ha pedido convertir el proyecto político independentista en propositivo, y que se vuelva a poner sobre la mesa la independencia.

A su vez, Pep Cruanyes, vicepresidente de la Assemblea, ha dicho que no esperan nada ni del Gobierno ni tampoco del Estado español ni de los tribunales. «Están comprometidos con la represión al independentismo», y ha advertido que no esperan nada de las sentencias mientras no sea la absolución. Asimismo, ha pedido «no claudicar» ante los encarcelamientos y la represión. «No vamos a renunciar a la independencia», ha concluido.

El presidente Puigdemont, presente
Representantes de diversas formaciones políticas y del mundo civil y cultural también se han dejado ver en el Tarraco Arena Plaza. Algunos lo han hecho telemáticamente, como Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat en el exilio, que ha hecho una defensa acérrima del 1-O, que la ha considerado una «cultura fundacional» de la República catalana, y ha constatado que el Estado español tiene una única prioridad: hacer que los catalanes se olviden y renuncien a todo aquello que representó el 1-O.

También se ha podido escuchar en directo la voz de Clara Ponsatí que, desde la distancia, ha dicho que en los meses que vendrán se tendrá que demostrar que la represión, el encarcelamiento y el exilio sólo han reforzado la determinación de los catalanes a ser libres. Y ha hecho una advertencia: no se podrá hacer efectiva la independencia sin desobediencia civil efectiva, y habrá que prepararse para que sea estratégica. «Los catalanes tendremos que demostrar quién tiene el control del territorio en Cataluña, que somos los catalanes», ha concluido.

Desde Bruselas, Toni Comín ha alabado el papel de la Assemblea en los últimos años, y ha pronosticado que, a partir de ahora, habrá un nuevo actor clave para este nuevo periodo que se ha abierto desde el referéndum del 1-O, el Consell per la República, que deberá materializar y hacer efectivo el mandato del 1-O.

Marta Rovira también ha estado presente a través de un vídeo donde ha pedido «avanzar juntos», y votar a favor de la independencia, de la República, de los derechos y de las libertades para «legitimar» una vez más la causa catalana. «Nadie nos puede condenar a defender nuestros proyectos democráticamente», ha concluido.

Música y reivindicación
También la ANJI, la juventud de la Assemblea Nacional Catalana, ha subido al escenario para dejar bien claro que, mientras no haya estrategia coherente, se seguirá con simbolismo y retórica, y ha emplazado la Assemblea a forzar y moderar el debate.

El consejero de educación, Josep Bargalló, también ha dirigido unas palabras a los asistentes al inicio del acto, como representante de las comarcas de Tarragona. Ha reafirmado el «compromiso» a no desfallecer y no rendirse y seguir avanzando hasta conseguir la victoria. «Estamos mucho más cerca de ganar que nunca», ha sentenciado.

La Asamblea ha concluido con el canto de Els Segadors a cargo de los So-Nat, que conjuntamente con la banda del Garraf K-Liu han puesto la nota musical a la séptima Asamblea General.