La Assemblea apoya el presidente Torra en su defensa de los derechos fundamentales ante el TSJC, donde ha declarado

Esta mañana, la Assemblea Nacional Catalana ha apoyado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha declarado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a raíz de la denuncia interpuesta por la Fiscalía Superior de Cataluña hace unas semanas por no haber retirado la pancarta y el lazo amarillo de la fachada del Palau de la Generalitat. Ante la negativa del presidente de retirarla en una primera instancia, hoy ha declarado en el TSJC.

Cientos de personas se han concentrado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en el paseo Lluís Companys, para mostrar su rechazo a la judicialización del proceso político que vive Cataluña hacia la independencia, y también para mostrar el apoyo al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Decenas de alcaldes y personalidades del mundo político y de organizaciones sociales y cívicas también se han acercado para trasladar su calor y su solidaridad al presidente.

La Junta Electoral, un órgano censor
La presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, también ha acompañado al presidente Torra, junto con el vicepresidente de la entidad, Pep Cruanyes, y otros secretarios nacionales de la Assemblea. Paluzie ha calificado la JEC de «órgano censor» que vulnera derechos fundamentales, y ha remarcado que precisamente un estamento como este, al que se le debería pedir y exigir «una neutralidad exquisita», tiene miembros que han escrito artículos «manifiestamente de parte», por lo que, según Paluzie, no deberían formar parte de este estamento. Esto, para la presidenta de la Assemblea, es una muestra más de este proceso de «represión política y violación de derechos fundamentales» que sufre Cataluña desde hace dos años.

El vicepresidente de la Assemblea, Pep Cruanyes, ha constatado que los órganos judiciales se están transformando en «un elemento más de represión política», y actúan con la voluntad de «limitar» derechos y asustar la población y las instituciones. «No lo debemos consentir», ha advertido, y ha pedido hacer frente a esta situación que, a su juicio, convierte a España en un estado «ademocrático» y cercano a lo que era el franquismo.

Ningún paso atrás
El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, también ha atendido a los medios, así como Josep Maria Cervera, presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia, y David Saldoni, presidente de la Asociación Catalana de Municipios, todos ellos, conjuntamente con la Assemblea, convocantes de la concentración de hoy.

Mauri ha augurado que no harán ningún paso atrás en la defensa de los derechos fundamentales, y que es la «obligación» de todos seguir ejerciendo estos derechos fundamentales perseguidos, en nombre de la libertad y la democracia. Cervera, a su vez, ha subrayado que los alcaldes, los concejales y los alcaldables, a partir de este 26 de mayo, no sólo tendrán que preocuparse de hacer funcionar los pueblos y las ciudades, sino que también tendrán que trabajar por los derechos políticos y fundamentales. Finalmente, Saldoni ha dicho que no se debe confundir propaganda política con libertad de expresión, por eso ha recordado que los símbolos o los mensajes colgados en los balcones de ayuntamientos son una decisión tomada democráticamente en los plenos de los ayuntamientos.