La Assemblea debate sobre el derecho a la autodeterminación con reconocidos expertos en procesos de emancipación nacional y pueblos no representados

La presidenta de la Assemblea defendió el derecho a la secesión como respuesta a la violación de derechos fundamentales en la Ágora sobre la autodeterminación que se celebró en Barcelona y que contó con la presencia de Ralph Brunce, secretario general de la UNPO y Daneil Turp, presidente del IRAI.

¿Existe el derecho a la declaración unilateral de independencia? La respuesta, enmarcada en el terreno de la interpretación, fue uno de los temas de debate en la Ágora sobre el derecho a la autodeterminación. Organizada por la Assemblea, en el marco del Plan de Derechos Humanos de Cataluña, el debate tuvo lugar el martes, 25 de junio. Participaron Ralph Bunche, secretario general de la Organización de Naciones y Pueblos No Representados (UNPO); Daniel Turp, presidente del Instituto de Investigación para la Autodeterminación de los Pueblos y las Independencias Nacionales (IRAI); y Elisenda Paluzie, presidenta de la Assemblea Nacional Catalana.

Paluzie recordó que la autodeterminación externa es un derecho que acontece cuando el estado al que se pertenece impide la autodeterminación interna. La presidenta de la Assemblea aseguró que esto está sucediendo, de manera muy clara, desde la sentencia sobre el Estatuto del año 2010. Además, defendió el derecho a la secesión como respuesta a la violación de los derechos fundamentales de un pueblo; hecho que se está viendo en Cataluña con el juicio y los presos políticos. Asimismo, lanzó un mensaje de optimismo cuando recordó que, si bien el objetivo de la represión es forzar el abandono ciudadano de sus aspiraciones, al mismo tiempo hace que la causa del independentismo sea mejor entendida por todo del mundo.

A su vez, Ralph Bunche hizo referencia al derecho a la autodeterminación en las dos vertientes reconocidas. Por un lado, la autodeterminación externa, por la cual todo pueblo puede decidir cómo representarse ante la comunidad Internacional. Un proceso, sin embargo, pensado en un contexto de descolonización. Por otro lado, hay la autodeterminación interna, por la que todo pueblo tiene derecho a decidir sobre su propio desarrollo económico, social y cultural en el marco de un estado.

Bunche, citando el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, (firmado y ratificado por España), recordó que es deber de los Estados promover el derecho a la autodeterminación de los pueblos, pero que no incluye el derecho a la secesión unilateral. Y ahí llegó el punto de discrepancia. Según Daniel Turp, no hay, en efecto, ninguna norma internacional que dé cobertura legal a una secesión unilateral. Pero tampoco hay ninguna que la prohíba. Por otra parte, las Naciones Unidas no se pronuncian al respecto y, además, hay el antecedente de Kosovo, donde su parlamento declaró la independencia de forma unilateral el 17 de febrero de 2008 y ésta se hizo efectiva. Turp también recordó que el derecho a la autodeterminación pertenece a los pueblos, no a los estados, y añadió que los partidos estatales deberían promocionar su práctica.

Ambos expertos también valoraron la situación que vive Cataluña hoy en día. Encontraron preocupante la existencia de presos políticos. Y los pusieron como prueba evidente de la vulneración de derechos humanos que está cometiendo el Estado español. Asimismo, lamentaron el límite que supone el marco constitucional español para el crecimiento de Cataluña y condenaron la criminalización del independentismo. Con todo, se reafirmaron en la necesidad de desarrollar el Plan de Derechos Humanos en el que, desde hace meses, trabajan el Síndic de Greuges y el Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña. Según Bunche, el plan de Derechos Humanos del Gobierno español es insuficiente.