Proteger la DO Cava, respetar el campesinado

Desde la Assemblea Nacional Catalana, que impulsa la campaña de Consumo Estratégico, consideramos que la maniobra de algunas de las grandes bodegas de la DO Cava de aprovechar la sobreproducción de uva para derrumbar sus precios por debajo del precio de coste es una estrategia que está condenada al fracaso y conducirá al empobrecimiento del sector.

Sólo desde una posición responsable, firme y valiente, como han hecho otras bodegas, de garantizar un precio digno para la uva, que asegure la viabilidad de las explotaciones, valore debidamente el trabajo de los agricultores y apueste por la calidad y el valor añadido de sus productos, se conseguirá mantener el prestigio de la DO Cava, posicionar sus productos en un lugar elevado de mercado y fortalecer el sector.

Además, alertamos que la decisión del Ministerio de Agricultura de autorizar en los últimos años la plantación de 6.000 nuevas hectáreas de viñedo en la región del cava, que incluye diferentes zonas de España, no hará más que agravar este problema de sobreproducción y, por tanto, de crisis de precios.

Una vez más, nos encontramos ante decisiones políticas ajenas que perjudican directamente la economía catalana y afectan tanto a productores como consumidores.

Es por ello que desde la campaña de Consumo Estratégico de la Assemblea recordamos a los consumidores que somos nosotros, con nuestro consumo diario, los que tenemos en las manos la herramienta para apoyar y favorecer los agricultores y bodegas que trabajan desde la proximidad y el respeto por el territorio, que se han comprometido con la calidad, que asumen su responsabilidad social, defienden el medio ambiente y están fuera de los oligopolios de las grandes empresas del sector.