La Assemblea reafirma el compromiso con la campaña Consumo Estratégico en la ciudad de la justicia

A pesar de la denuncia de Fomento y la vista oral de hoy en la ciudad de la justicia, la Assemblea refuerza su mensaje: Consumo Estratégico no sólo es legal, sino que además incentiva la libre competencia.

La Assemblea seguirá trabajando para potenciar aquellas empresas desligadas del oligopolio empresarial del Estado y apostando por empresas que favorecen un consumo responsable. A pesar de la denuncia de Fomento y la vista oral que ha tenido lugar esta mañana en la ciudad de la justicia, la Assemblea se ha reafirmado en la campaña de Consumo Estratégico.

Para la presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, esta campaña no es sólo legítima, sino que, además, hace aumentar la competencia en sectores regulados con muy poca competencia y que están dominados por muy pocas empresas. «Promover estas alternativas de consumo con estos valores de responsabilidad social es lo contrario de lo que dice la demanda», ha afirmado.

Paluzie, conjuntamente con Pep Cruanyes, vicepresidente de la Assemblea, David Fernàndez, coordinador de la Comisión Fem República y coordinador de la campaña, así como otros secretarios nacionales y representantes de formaciones políticas y de la sociedad civil, se han desplazado esta mañana a la ciudad de la justicia en la vista oral que ha tenido lugar después de que, hace unas semanas, la patronal Fomento del Trabajo presentara una demanda contra la entidad por la campaña de Consumo Estratégico.

En la salida de la vista oral, Pep Cruanyes ha dicho que la defensa se ha basado precisamente en la defensa de la libertad de expresión, y que en el año 2003, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dijo que los derechos fundamentales y su ejercicio están por delante de otras cuestiones como la libertad de comercio.

Por otra parte, el vicepresidente de la entidad ha desmontado los argumentos de Fomento que acusan la entidad, y ha explicado que las empresas que se apunten en la web deben ser empresas que respeten la voluntad política de la ciudadanía. «No estamos de acuerdo en que determinados oligopolios condicionen la vida política de la sociedad», ha concluido.

La decisión de la justicia se sabrá en las próximas semanas.