La Assemblea celebra la primera jornada internacional de noviolencia con un éxito masivo de público

Primera Jornada Internacional de Noviolència de l'Assemblea

El acto ha desbordado las previsiones, y ha obligado a ocupar una segunda sala para seguir la jornada. Los ponentes han dado herramientas para encarar la desobediencia civil no violenta, y han tratado casos concretos como forma de aprendizaje.

La Jornada Internacional de Noviolencia de la Assemblea que se ha celebrado hoy en el edificio histórico de la Universidad de Barcelona ha sido un éxito. De hecho, se ha tenido que ocupar una segunda sala para acomodar todos los asistentes que han querido seguir el acto en directo.

La jornada se ha dividido en varias intervenciones por la mañana y también por la tarde, con introducción a cargo del vicepresidente de la Assemblea, Pep Cruanyes, que ha dicho que ante la reacción violenta de los diversos órganos del Estado español, la respuesta no puede ser otra que la desobediencia civil noviolenta.

La presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, ha defendido la desobediencia civil noviolenta como una herramienta legítima y necesaria para llegar a la independencia, pero ha pedido llevarla a cabo teniendo en cuenta las propias características de la sociedad catalana, como se hizo el 1 -O y el 3-0, fechas que demuestran que el Estado no es invencible.

Sin embargo, Paluzie ha admitido derrotas ha enviado un mensaje: «la lucha no se abandona cuando se pierde una batalla. La lucha continúa». Por este motivo, ha explicado cómo se están llevando a cabo campañas, como Consumo Estratégico, para revertir las debilidades del movimiento. «Queremos empresas desligadas del poder político que no respetan el poder de la ciudadanía» ha dicho. «No queremos una República catalana para tener un capitalismo de amiguetes como en el Estado español».

Finalmente, la presidenta de la Assemblea ha pedido afrontar la sentencia unidos, y hacerle frente con inteligencia, flexibilidad, estando organizados. «Tenemos que estar preparados, con la cabeza fría, y mostrarnos firmes, determinados, unidos y dignos. Sobre todo dignos», ha pedido.

Ponentes internacionales
Stellan Vinthagen, profesor de sociología, doctor (PhD) en Investigación sobre Paz y Desarrollo (Universidad de Gotemburgo), ha basado la charla en demostrar lo importante que es trabajar una estrategia de noviolencia para conseguir los objetivos políticos de cada lucha, y ha recomendado usar estrategias innovadoras y creativas, también el humor, para hacer frente a la criminalización de la causa catalana.

Ayla Bakkalli, representante en EEUU del ente de autogobierno (Mejlis) de los tátaros crimeanos ante el Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas ha hecho una retrospectiva de la causa tátara de Crimea y ha dicho que, si los tátaros se han convertido un banco de pruebas de aquellas naciones y estados que utilizan la lucha noviolenta, Cataluña se ha convertido en un banco de pruebas para el Estado español para ver hasta dónde pueden sustentar sus principios democráticos.

Uno de los discursos más aclamados ha sido el del sociólogo Ramón Grosfoguel, que ha dejado claro que el independentismo está preparado para disputar la hegemonía al Estado español mediante la desobediencia civil no violenta, y ha apostado por generar una guerrilla violenta con una doble finalidad: el plano físico y el digital. El objetivo: hacer ingobernable Cataluña para lograr una salida «digna y soberana». Además, ha puesto sobre la mesa dos conceptos que, a su juicio, son aglutinadores y centrales en Cataluña: la amnistía y la libertad de los presos políticos; y el derecho a la autodeterminación.

¿Y ahora qué?
Tras la proyección del documental «Nuestras acciones, nuestro poder: del pacifismo a la lucha noviolenta», se ha llevado a cabo una mesa redonda que ha reunido Gabriela Serra, feminista, internacionalista y antimilitarista; Laia Serra, abogada penalista; David Fernàndez, periodista de base La Directa; Jesús Castañar, sociólogo e investigador, y moderada por Eduard Peris. Todas ellas y ellos han debatido sobre qué hacer en un momento como el de ahora. Laia Serra ha subrayado que la represión nunca es casual, y ha pedido una «absoluta conciencia social» que el relato y el apoyo a las personas reprimidas debe ser unánime e indiscutible.

En esta línea, David Fernàndez ha dicho que la represión pretende disciplinar y castigar la sociedad, y ha recetado capacidad para encontrarnos y reconocernos, para ponernos de acuerdo para luchar por lo que vale la pena. Gabriela Serra también ha querido desdramatizar la situación, y ha recordado que rara vez la primera vez es la que triunfa, pero abre el camino para seguir adelante, y que el poder del estado comienza con la obediencia, y la democracia con la desobediencia.

A su vez, Jesús Castañar ha hecho una breve disertación sobre los procesos de desarrollo de la desobediencia civil, y ha vaticinado que, si la lucha catalana se basa en la defensa y la lucha por la democracia, tendrá apoyos en el resto del estado, a pesar del relato contrario, y en Europa.

La Assemblea, también presente en Sabadell
Además de la Jornada Internacional sobre Noviolencia, la Assemblea también ha estado presente esta tarde en la manifestación que ha recorrido las calles de Sabadell en protesta por los encarcelamientos ordenados por la Audiencia Nacional esta semana. La presidenta de la Assemblea, acompañada de otros secretarios nacionales, ha querido mostrar así la solidaridad de la entidad con los 7 nuevos presos políticos y con los familiares y conocidos.