Llamamiento a la ciudadanía para responder masivamente y pacíficamente a la sentencia del 1-O

La Assemblea Nacional Catalana, conjuntamente con Òmnium Cultural, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, la Candidatura d’Unitat Popular y decenas de entidades y asociaciones del país han reafirmado su compromiso de seguir ejerciendo los derechos fundamentales por los que se ha abierto una causa general en el Tribunal Supremo. Todas estas entidades han constatado que sólo aceptarán una sentencia absolutoria.

Unidad y pluralidad. Bajo estos dos conceptos, decenas de entidades, asociaciones del país, de entre las cuales la Assemblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la Candidatura d’Unitat Popular, se han concentrado esta mañana en los jardines de la Sedeta de Barcelona para dejar bien claro que sólo aceptarán una sentencia absolutoria del Tribunal Supremo.

Anna Sallés, David Fernàndez y Martí Anglada, portavoces de las manifestaciones unitarias realizadas estos últimos meses, han sido los encargados de trasladar el mensaje donde se ha recordado que durante el 20 de septiembre y el 1 de octubre se ejercieron derechos fundamentales . «Ejercer estos derechos en ningún caso puede considerarse delito en una democracia».

Este juicio, sin embargo, sólo es la punta del iceberg represiva, ya que afecta a decenas de ciudadanos más. Esto, lo demuestran los 7 nuevos presos políticos y se constata que es una causa general del Estado contra un movimiento político que intentan destruir. El Estado ha renunciado al diálogo para resolver el conflicto, y ha apostado por una vía de criminalización del derecho a la autodeterminación, que «no es un delito, es un derecho».

Ante ello, apelan a la ciudadanía a salir a la calle de forma «masiva y plural» y responder a la sentencia desde la lucha no violenta y la desobediencia civil pacífica.

Firmes, de pie y dignos
En declaraciones posteriores, la presidenta de la Assemblea, Elisenda Paluzie, ha augurado que la ciudadanía permanecerá firme, de pie y digna para hacer frente a la represión que tendrá el «punto culminante» en la sentencia del Tribunal Supremo, que ha previsto condenatoria. «Estamos unidos en estas movilizaciones», ha dicho, y ha deseado que sean el máximo de masivas y plurales posibles.

Las movilizaciones se bastirán bajo los tres principios básicos: libertad, fin de la represión y autodeterminación. Por otra parte, Paluzie espera de partidos e instituciones una respuesta que esté «a la altura» de la respuesta que se espera.